Construir de forma sostenible y ecológica

Inspenet.

Compartir en redes sociales

inspenet - 556

Por: Franyi Sarmiento, Ph.D., Inspenet, 8 de junio de 2022 

El superadobe fue creado por Nader Khalili, arquitecto iraní-estadounidense, que, a la edad de 38 años, decidió recorrer los desiertos de Irán, donde aprendió las técnicas de construcción tradicionales.

Así desarrolló Khalili la técnica del superadobe, que consiste en el empleo de la tierra seca, para crear las construcciones. Una alternativa ecológica, donde la eficiencia energética es lo principal.

Nuevo humanoide chino habla y razona en tiempo real
La camara digital LSST captara imagenes de zonas desconocidas del universo
Este robot minero puede operar a 1.000 metros de profundidad
Exploto una plataforma petrolera en Campeche
El helio 3 y la mision de extraer recursos naturales de la Luna
Nuevo humanoide chino habla y razona en tiempo real
La cámara digital LSST captará imágenes de zonas desconocidas del universo
Este robot minero puede operar a 1.000 metros de profundidad
Explotó una plataforma petrolera en Campeche
Startup obtiene 18 millones de dólares para extraer recursos naturales de la Luna
PlayPause
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
 

Ésta se basa en la superposición de sacos llenos de tierra, entre hiladas se coloca alambre de espino que da consistencia a la estructura y posteriormente se revisten. Se trata de una técnica constructiva simple y sencilla.

Este tipo de técnica constructiva tiene muchas ventajas: bajo costo, tiempos cortos de ejecución, resiste huracanes, maremotos y terremotos, aisla del ruido, frío y calor, multiplicidad en los diseños y aumenta la eficiencia energética del hogar.

Para construir con la técnica del superadobe, se requiere un terreno estable, se inicia excavando el área donde estará ubicada la casa para implantar la base. Luego, se emplean sacos de tela que se llenan de arena, se apilan y se van atando unos a los otros para que queden fijados.

Posteriormente, se comienza a diseñar la forma, los cantos y las ventanas, dejando los huecos para ellas. A medida que se sube, se va cerrando la estructura, con los mismos sacos.

Cuando la estructura esté hecha, se cubre con una mezcla de arena y agua, de manera que crea un barro muy denso que se puede aplicar sobre los sacos para cubrirlos y para tapar las rendijas.

Esa misma mezcla se emplea para cubrir el suelo, da